El estándar Passivhaus tiene como uno de sus pilares esenciales disponer un gran espesor de aislamiento en toda la envolvente térmica del edificio, sin solución de continuidad ni aparición de ningún puente térmico. De tal forma las superficies bajo rasante, en contacto con el terreno como muros de sótano, también requieren ser aisladas, algo que raramente se había practicado hasta ahora.
Esto demanda importantes requisitos para el aislamiento, debido a que por un lado, se encontrará en contacto o en proximidad al terreno natural, con el consiguiente riesgo de verse afectado por humedad, y por otro, podrá encontrarse bajo elevadas cargas permanentes.
DANOPREN XPS es un aislamiento especialmente diseñado para dichas ocasiones, debido a:

Su resistencia a la humedad, con absorciones de agua inapreciables, entre 0,2 y 0,7% en volumen (referencia de ensayos por inmersión practicados en CEIS y otros laboratorios homologados con DANOPREN XPS según UNE EN 12087)
Su resistencia a la compresión para deformación por fluencia máxima del 2% bajo carga permanente, con un valor mínimo de 9500 kg/m2, en producto estándar, o de 15000 kg/m2, en producto de alta resistencia (referencia de ensayos practicados en LNEC con DANOPREN XPS a 50 años según UNE EN 1606)

Además, DANOPREN TR, como toda la gama de los productos de XPS de DANOSA, cuenta con eco etiquetado, fundamentado en la Declaración Ambiental de Producto (DAP) concedida en 2017 y que podéis volver a revisar en el boletín del pasado agosto.