El Ministerio de Hacienda permitirá a los ayuntamientos reducir el Impuesto de Bienes Inmuebles en un 20% a los inmuebles que cuenten con calificación energética A. Así se indica en una enmienda presentada por el PP a los Presupuestos Generales del Estado de 2016 y que entrará en vigor el 1 de enero de 2016.
Los edificios con calificación energética A se podrán bonificar hasta el 20%. Para los que cuenten con una B la bonificación será de hasta el 16%. Para los edificios con una C la bonificación será de hasta el 12%; los que tengan una D se bonificarán hasta el 8% y los que tengan una E, hasta el 4%. 
De este modo el Gobierno pretende fomentar la construcción y adquisición de bienes inmuebles energéticamente eficientes, así como la realización de instalaciones y obras para la obtención de la referida certificación.