El pasado 20 de julio, y en presencia del consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco y del alcalde de Bilbao, se dio por iniciada la obra de un bloque de 108 viviendas de protección oficial y 63 viviendas sociales.
El edificio ha sido proyectado según el estándar Passivhaus, y la construcción del mismo también se realizará según los criterios de este estándar constructivo, lo que lo convertirá en el edificio pasivo más alto del mundo al finalizar su construcción.  
Este hecho ha sido plasmado en numerosos medios de comunicación, como los diarios Deia, El Correo de Vizcaya y El Mundo. Podéis descargar los recortes de prensa correspondientes clicando sobre los enlaces inferiores.