La elección de los elementos que forman la envolvente del edificio es esencial para asegurar su aislamiento y hermeticidad frente al exterior. Es por ese motivo que las ventanas de altas prestaciones son uno de los cinco principios básicos en Passivhaus, ya que son el elemento de la envolvente que comunica el interior con el exterior de la vivienda. ¿Qué debe tener una ventana para ser de “altas prestaciones”?
Según KÖMMERLING, fabricantes de sistemas de ventanas de PVC, debemos tener en cuenta diferentes aspectos como: la elección del material, las prestaciones térmicas y de permeabilidad al aire que ofrece la ventana y la instalación en obra. Sistemas de la marca como KÖMMERLING76 AD Xtrem, son ideales para proyectos que buscan el máximo aislamiento, ofreciendo niveles de transmitancia térmica que van desde Uf 1,10 W/m2K y permeabilidad al aire Clase 4 (mejor valor posible). Además, KÖMMERLING cuenta con una Red Oficial de fabricantes y distribuidores que asegura la correcta instalación de las ventanas, aprovechando al máximo sus prestaciones térmicas y acústicas.