Mirador de Gracia será una residencia geriátrica asistida ubicada en la ciudad condal. Diseñado por el despacho de arquitectura Genars y promovido por FIATC Seguros a través de FIATC Residencias (Inverfiatc), el edificio, de 6.575 m2, pretende ser la primera residencia de mayores Passivhaus en Cataluña. El objetivo de la certificación es ofrecer un alto de nivel de confort- tanto en verano como en invierno- para un sector de la población que requiere temperaturas estables y una alta calidad del aire interior, 365 días al año, 24 horas al día. Además, la reducción de los gastos energéticos fue uno de los principales objetivos de la promotora. Mediante la consultoría Passivhaus, llevada a cabo por Progetic, se realizó un estudio térmico y lumínico del edificio con el PHPP y con la herramienta te rmo-dinámica DesignBuilder, con un análisis detallado del riesgo de sobrecalentamiento. Está previsto que la obra tenga una duración de 18 meses.