Las fachadas ventiladas con cubrición discontinua es una solución arquitectónica muy actual, sobre todo muy empleada en construcción con madera y en casas bajo estándar passivhaus.
Tanto como elemento de diseño parcial o en toda la fachada lo que hace falta a la estructura portante y al aislamiento por detrás es una envolvente protectora, resistente a lluvias torrenciales, al viento y a los rayos UV.
Una solución a largo plazo para estos casos es la lámina de fachadas de pro clima, SOLITEX FRONTA PENTA, de 5 capas. SOLITEX FRONTA PENTA es una lámina muy robusta con doble membrana monolítica de TEEE concebida para su uso tras fachadas ventiladas con cubrición discontinua o cerrada. Apta para huecos de hasta 50 mm entre las placas o tablas de cubrición.
SOLITEX FRONTA PENTA es la lámina ideal para exigencias elevadas, su resistencia a los rayos UV es bastante más mayor que la de otras láminas comparables. Su resistencia mecánica al desgarre, al viento y su impermeabilidad a lluvias torrenciales es extraordinaria. En casos en que la ejecución de la obra se dilate, esto no supone un problema ya que SOLITEX FRONTA PENTA puede quedarse libremente expuesta a la intemperie hasta un periodo de 6 meses.