La simbiosis de una edificación sin puentes térmicos, ejecución hermética de la envolvente, aislamiento excelente, ventanas de triple cristal más una ventilación controlada con recuperador de calor son las características de una casa pasiva. En este tipo de edificios no se da nunca el efecto de pared fría ni tiene grandes pérdidas de calor. Las agradables temperaturas incluso de las superficies interiores de los cerramientos exteriores son aportaciones al gran confort que ofrecen estas viviendas.
Un clima tan agradable que produce una sensación acogedora a las personas solamente se puede conseguir con una planificación minuciosa y una ejecución exacta de la obra sobre todo en el plano de hermeticidad con los productos correspondientes. Así es como se consigue el confort. El sistema de hermeticidad INTELLO de pro clima trae todas estas características necesarias para ello y lo puede demostrar con múltiples ensayos, comprobaciones, sellos y referencias reales. Con el certificado como componente del Passivhaus-Institut INTELLO confirma su idoneidad y el cumplimiento de las más altas exigencias al plano de hermeticidad una vez construido el edificio.
Paralelamente a las láminas INTELLO de pro clima los medios de unión como los adhesivos ORCON F, la cinta adhesiva TESCON VANA y CONTEGA SOLIDO SL así como los pasatubos y pasacables ROFLEX y KAFLEX han obtenido este certificado del Instituto Passivhaus de Darmstadt lo que confirma lo que ya se ha demostrado en la práctica real durante décadas.